Actividades productivas y económicas

De Atlas Nacional de España
Revisión del 06:35 16 abr 2019 de Usr2 (discusión | contribuciones) (Cambió el nivel de protección de «Actividades productivas y económicas» ([Editar=Solo administradores] (indefinido) [Trasladar=Solo administradores] (indefinido)) [en cascada])
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar



Estructura temática

Introducción

Esa comunidad humana que acabamos de presentar en la sección anterior ha desplegado una actividad productiva muy diversa, condicionada, en parte, por los propios recursos a su alcance y, sobre todo, por las variadas demandadas que se han ido sucediendo a lo largo de la historia y las posibles respuestas que con el uso de las tecnologías tradicionales o avanzadas se han dado y, al fin, por las solicitudes que la propia subsistencia y desarrollo de la comunidad humana invocaba en cada momento.

Es muy difícil tipologizar esa actividad productiva. Tradicionalmente se ha tomado como referencia la división en tres sectores económicos; en la actualidad, parece convenir mejor una perspectiva transversal en la que el producto es el hilo conductor de unas funciones muy diferentes que toman protagonismo en sucesivas etapas de lo que podría denominarse en términos muy generales trazabilidad operativa. Esta segunda opción resulta muy difícil de aplicar, hoy por hoy, al discurso o argumento cartográfico que es el que sostiene en último extremo la elaboración de un atlas nacional. Las fuentes de información siguen manejando un soporte conceptual muy sectorializado y separativo y la propia organización académica de las ciencias y el conocimiento sigue anclada en estudios especializados, si bien es cierto que la multidisciplinariedad y los equipos transversales se acrecientan de día en día. Esa actividad económica es la que se presenta en esta sección y en las dos siguientes. En esta sección se aborda lo que podría denominarse la sustancia de los tres sectores económicos tradicionales, dejando para las siguientes secciones esos ámbitos de la actividad productiva y de servicios que con una fortaleza creciente están presentes cada vez con más protagonismo en la sociedad española.

El tema Actividades agrarias y pesqueras tiene como núcleo central el mapa Ocupación del suelo de España. Este mapa es una magnífica estampa de la huella que la actividad agraria ha dejado en nuestro solar después de varios milenios. Le acompañan otros mapas y gráficos referidos a aspectos estructurales y productivos y una comarcalización agraria que no pocas veces se ha mostrado como herramienta de gestión, notablemente en la aplicación de la política agrícola común. El tema se cierra con un análisis suficientemente detallado de la pesca y la acuicultura.

El tema Minería, energía, industria y construcción reúne una información abundante sobre minería, energía, industria y construcción. Lo hace, como siempre, bajo esa doble perspectiva, espacial y temporal. Su análisis permite formarse un conocimiento cabal de las fortalezas y debilidades que este sector ha tenido a lo largo de la historia reciente.

El tema Turismo ha alcanzado un protagonismo extraordinario en España. Su elevada participación en el PIB y en el empleo, así como su papel en la balanza de pagos así lo demuestra. Después de una presentación general de los hechos más relevantes de esta actividad económica, se argumentan cartográficamente las dos facetas más relevantes: la oferta y la demanda turística. La primera se ciñe en este tema a los equipamientos y los servicios puestos a disposición del turista, dejando al lector que consulte en otros temas los recursos naturales y culturales movilizados como productos turísticos. La segunda trata básicamente el movimiento turístico de personas extranjeras y residentes en España y el gasto turístico.

El último de los temas se dedica al comercio y a determinados servicios. Primero al comercio interior con una representación cartográfica de sus equipamientos (locales y centros comerciales), los trabajadores que emplea y su entidad minorista o mayorista; luego al comercio exterior, ocupándose de la magnitud y valor de importaciones y exportaciones; al final, se atiende a algunos servicios como los relacionados con los financieros y los prestados a las empresas.