España en el mundo

De Atlas Nacional de España
Revisión del 07:35 16 abr 2019 de Usr2 (discusión | contribuciones) (Cambió el nivel de protección de «España en el mundo» ([Editar=Solo administradores] (indefinido) [Trasladar=Solo administradores] (indefinido)) [en cascada])
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar



Estructura temática

Introducción

En esta última sección se quiere mostrar un doble aspecto: el contexto geográfico planetario en el que se sitúa España y la presencia de nuestro país en el resto de países, continentes y organizaciones supranacionales. Nos ha parecido que esta debía ser la posición correcta de esta sección en la estructura temática de este Atlas del siglo XXI. Después del largo itinerario recorrido en el que hemos presentado, poco a poco, toda la diversidad geográfica de España en sus características físicas y humanas y esas líneas maestras de la estructura que las sostienen, abrimos el horizonte y situamos España a la luz de una perspectiva planetaria.


Dos han sido los objetivos que han guiado nuestro trabajo. En primer lugar, la ampliación del marco territorial representado añade información imprescindible para comprender mejor la personalidad de nuestro país; la posición de España en la fachada occidental del continente euroasiático, su situación en la zona meridional de la franja templada, la doble participación en los macizos antiguos hercinianos y las jóvenes cadenas montañosas alpinas, una dinámica demográfica reciente claramente emparentada con la de los países desarrollados, una sociedad con niveles de bienestar elevados y un perfil cada vez más cercano al de los ámbitos geográficos más avanzados puede verse con nitidez en España en el contexto geográfico mundial. El punto de vista global permite sopesar con más precisión el hecho nacional y ofrece elementos decisivos para la necesaria contextualización de España. El argumento expositivo de este tema mantiene el mismo hilo conductor o secuencia que ha sostenido la presentación del conjunto de los temas anteriores. Primero aparecen los mapas relativos al medio natural, le siguen otros referidos al medio humano y se cierra con una alusión al medio ambiente. El lector reconoce así un discurso ya utilizado y puede entablar un diálogo más fácilmente entre las diferentes partes del Atlas y este tema.


En segundo lugar, era conveniente intentar una valoración de nuestra presencia en el exterior expuesta en Presencia de España en el mundo. Son muchos los aspectos posibles a tener en cuenta y, después de una sosegada reflexión, hemos decidido fijarnos en cuatro: la lengua española; la población y la economía; la cooperación y relaciones exteriores; y la Unión Europea y la presencia española en organizaciones internacionales. Son los cuatro pilares sobre los que se perfila, en buena medida, nuestra imagen más allá de nuestras fronteras. La importancia del español como lengua vehicular para más de 500 millones de personas en el mundo es bien conocida; cabe añadir el empeño de nuestro país por difundir el patrimonio cultural atesorado en nuestra lengua y promover, mediante la enseñanza del español, la incorporación de un número creciente de hispanohablantes; también su afianzamiento por su valor económico. La movilidad de personas y capitales entre España y el resto del mundo es manifestación clara de los lazos que ha trabado nuestro país en ese marco globalizado en el que estamos. Otro aspecto tratado es el de la cooperación y las relaciones internacionales; los mapas son extremadamente expresivos de los vínculos contraídos y el papel de España en el apoyo al desarrollo de otros países. Por último, no podía quedar sin tratar nuestra pertenencia a la Unión Europea, aspecto clave en la actualidad por el significativo papel que España puede jugar en el proceso de construcción europea y por la incidencia que tienen las políticas comunitarias en nuestra vida cotidiana y en la configuración general de la situación social, económica y cultural de España.