Construcción

De Atlas Nacional de España
Saltar a: navegación, buscar


Estructura temática > Actividades productivas y económicas > Minería, energía, industria y construcción > Construcción

Gráfico estadístico de evolución del mercado de trabajo en el sector construcción. 1996-2016. España.

El subsector de la construcción en España ha tenido cierto protagonismo en las últimas décadas. Incluido, junto con la industria y la energía en lo que tradicionalmente se denomina sector secundario, su peso económico ha sido relevante superando el 10% del PIB nacional en el cambio de siglo y entre 2004 y 2008 manifestó su capacidad de generar empleo. El gráfico Evolución del mercado de trabajo en el sector construcción en las décadas 1996-2016 así lo demuestra con los datos de población activa, población ocupada y población parada, donde se puede observar claramente un período expansivo que se había iniciado a principios de los noventa con un volumen de activos en construcción elevado (más de 1,6 millones de personas activas vinculadas con este sector que se convierten en casi 3 millones una década después, en 2007), hasta la reciente crisis financiera mundial, iniciada en 2007-2008, cuando este volumen, y por extensión el de ocupados, comienza a descender de manera acelerada (algo más de 1,2 millones de activos y casi 1,1 millón de ocupados) aumentando las cifras de parados, todo ello con una tendencia a la estabilización una vez superados los años más fuertes de la crisis, desde 2013.

Si bien la primera etapa señalada se corresponde con un crecimiento de la urbanización hasta 2007 sin parangón con ningún otro ciclo descrito hasta el momento, tanto por su duración como por su intensidad (Rullán, 2012), es lo que algunos autores han denominado la «década prodigiosa del urbanismo español» (Burriel, 2008) o el «tsunami urbanizador» (Gaja, 2008), reflejo del auge edificatorio, principalmente viviendas, que conocemos como «burbuja inmobiliaria».

Mapa de población activa en el sector construcción. 2016. España.PDF. Datos

Su distribución regional (mapa Población activa en el sector construcción), con datos de 2016, indica que el reparto de población activa en construcción es muy significativo, tanto por regiones como por provincias, aunque lógicamente destacan las áreas metropolitanas, donde los mercados de la vivienda presentan una mayor oferta y demanda (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla,…) junto con las zonas costeras tradicionales, destino de numerosas inversiones españolas y extranjeras, en gran medida de población jubilada (Alicante, Málaga, Cádiz, y, sin duda, las provincias insulares de las Illes Balears y Canarias). Destacan también algunas provincias en las que el porcentaje de población activa en construcción es superior al 8% de la población activa total, como Cáceres, Segovia o Teruel así como, de nuevo, Illes Balears.

El gráfico Evolución del número de empresas de construcción ilustra un cambio paralelo a lo sucedido en el mercado laboral, si bien el proceso es ascendente hasta el momento en el que se declara la crisis financiera (de 300.000 empresas en 2001 se pasa a algo más de 450.000 en 2007), una crisis que terminó convirtiéndose también en urbana al iniciarse un periodo de inestabilidad social, política y económica global (Méndez, Abad y Echaves, 2015); será a partir de 2008 cuando cierren algunas de ellas contabilizándose en torno a 320.000 en 2012, para de nuevo invertir la tendencia conforme el mercado inmobiliario y, en menor medida el de la obra pública, se estabilizan con algo menos de 400.000 empresas en 2015. Para este año, el mapa Empresas de construcción según número de empleados muestra que el volumen de empresas se relaciona con las regiones donde se localizan las áreas metropolitanas más grandes, como ya se ha advertido, y que, en general, se trata de pequeñas empresas, pues en la mayor parte de los casos tienen menos de 10 empleados, con una distribución muy parecida en todas las comunidades autónomas.

La participación en el PIB, sin embargo, no manifiesta esta situación dual que hemos comentado, con grandes diferencias antes y después de la crisis (gráfico Participación del sector construcción en el PIB nacional). Como podemos observar, la aportación de la construcción al PIB no experimenta grandes altibajos desde 1995 (casi un 9%) hasta 2007 (en torno al 10%) con un crecimiento continuado fruto del auge constructivo y un mercado de la vivienda muy activo, tanto en la primera como en la segunda residencia. La crisis rebaja su contribución al PIB pero no existe un desplome tan significativo como en los casos anteriores y a partir de 2013 (alrededor de un 5,5%) se estabiliza sin grandes diferencias.

  • Gráfico estadístico de evolución del número de empresas de construcción. 2001-2015. España.
  • Mapa de empresas de construcción según número de empleados. 2015. España. PDF. Datos
  • Gráfico estadístico de participación del sector construcción en el PIB nacional . 1995-2015. España.
  • Mapa de participación del sector construcción en el PIB. 2015. España. PDF. Datos


  • Gráfico estadístico de volumen de negocio en el sector de la construcción. 2015. España.
  • Mapa de volumen de negocio en el sector construcción. 2015. España. PDF. Datos

Todo ello está en relación directa con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el cierre de empresas de muy distinto tipo, con el consiguiente aumento de parados, pero se palía con un volumen de viviendas en stock aún importante que las inmobiliarias y los bancos continúan sacando a la venta a precios elevados, aunque más bajos que en la primera década del siglo. Los datos por regiones para 2015 (mapa Participación del sector construcción en el PIB) reflejan algo importante y es, en primer lugar, cómo de nuevo la participación en millones de euros es más importante en las regiones más pobladas y con las ciudades más grandes (Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunitat Valenciana), pero esto no se corresponde con un mayor peso del PIB en la economía regional. Precisamente, en este sentido, los porcentajes más relevantes, por encima de un 6% de la construcción sobre el PIB total, los ofrecen regiones periféricas (Galicia, Asturias, Cantabria) y, sobre todo, regiones cercanas a los grandes mercados metropolitanos como Castilla-La Mancha y Extremadura, en las que este subsector siempre ha sido relevante para sustentar empresas que directa (minerales de cantera, fabricación de ladrillos, etc.) o indirectamente (fabricación de puertas, etc.) estuvieran relacionadas con la construcción, más allá de una mano de obra móvil (commuting) que se desplaza diariamente a Madrid para trabajar.

Como complemento, el gráfico Volumen de negocio en el sector construcción para el total nacional en 2015 presenta una cierta preponderancia las actividades relacionadas con la construcción de edificios, preferentemente nueva vivienda, así como la promoción inmobiliaria, relacionada tanto con vivienda nueva como con vivienda ya construida (en algunos casos desafortunadamente relacionada con los desahucios derivados de la crisis económica), junto con las instalaciones eléctricas y de fontanería que van unidas a las anteriores. A continuación sobresale la construcción de carreteras, puentes y túneles que, tras un significativo parón de la obra pública, se ha reactivado en los últimos años; asimismo, destaca el acabado de edificios, la demolición y preparación de terrenos o la construcción de redes. Por regiones (mapa Volumen de negocio en el sector construcción) vuelven a destacar Madrid, Cataluña y Andalucía (entre 15.435 y 17.517 millones de euros cada una), seguidas de Comunitat Valenciana, País Vasco y Galicia (entre 6.053 y 8.692 millones de euros).


AUTORES.jpg
Texto: María del Carmen Cañizares Ruiz, Paz Benito del Pozo, Cayetano Espejo Marín. Véase la lista de participantes


↑ Arriba


Licitaciones

  • Gráfico estadístico de licitación oficial según tipo de obra. 2012-2016. España.
  • Gráfico estadístico de licitación oficial según tipo de obra. 2012-2016. España.
  • Mapa de licitación oficial según tipo de obra. 2015-2016. España. PDF. Datos
  • Gráfico estadístico de evolución de las licitaciones oficiales. 1989-2016. España

Las licitaciones de obra se identifican con subastas o concursos públicos de obra. Según el tipo de obra, los últimos años (2012-2016) reflejan un lugar destacado para la edificación no residencial, cuestión lógica con un parque de viviendas tan elevado como el existente en España y un mantenimiento en niveles bajos del residencial, que tiende a equilibrarse entre viviendas familiares (protagonistas de la burbuja) y establecimientos colectivos. De manera específica, el gráfico Ingeniería civil manifiesta para esos mismos años y también en millones de euros, un repunte claro en 2014 y cierto peso de las actividades relacionadas con la construcción de carreteras y vías urbanas, así como el abastecimiento de agua potable y saneamientos. Por regiones en 2016 destaca la ingeniería civil en casi todos los casos, muy por encima de la edificación residencial, relevante en Madrid, donde el volumen de negocio supera el billón de euros, y en menor medida en Cataluña y Andalucía, Galicia y el País Vasco. Sobresalen también aquellas regiones en las que las licitaciones han aumentado porcentualmente de manera significativa respecto al año anterior (más del 50%), síntoma de la recuperación económica, como es el caso de Madrid y Comunitat Valenciana.


AUTORES.jpg
Texto: María del Carmen Cañizares Ruiz, Paz Benito del Pozo, Cayetano Espejo Marín. Véase la lista de participantes


↑ Arriba


BAJADA-01.jpg

Descarga del compendio "España en mapas. Una síntesis geográfica"
Edición marzo 2019.