Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios que ofrece y optimizar la navegación. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Cambios

Saltar a: navegación, buscar

Discusión:Magnitudes macroeconómicas (monografía COVID-19)

No hay cambio en el tamaño, 10:13 21 jul 2021
sin resumen de edición
Efectivamente, una mirada más atenta a la evolución de las diferentes ramas de actividad del sector servicios muestra que la hostelería es la que ha sufrido con mayor crudeza las consecuencias de la pandemia, con caídas del 100% en el momento más agudo de confinamiento domiciliario del segundo trimestre de 2020, pero que incluso en la recuperación del trimestre posterior presenta una contracción de cerca del 40%. En cambio, subsectores en los que el teletrabajo se ha podido extender más, como los servicios profesionales o el sector de información y comunicación, han resistido mejor, al igual que otras actividades consideradas esenciales, como el transporte y almacenamiento.
Una pauta similar es observable entre las diferentes ramas industriales. Las ramas consideradas esenciales, como la producción y distribución de energía, o las industrias de bienes de consumo no duradero, entre las que la industria alimentaria ocupa un lugar central, son las que mejor soportan la coyuntura de recesión al resultar fundamentales e irrenunciables para la vida de la población. [[Archivo:Espana Poblacion-y-densidad-de-poblacion 1900 mapa 14663 spa.jpg|left|thumb|none|300px|Mapa de Población ocupada durante la primera ola de la pandemia. [http://centrodedescargas.cnig.es/CentroDescargas/busquedaRedirigida.do?ruta=PUBLICACION_CNIG_DATOS_VARIOS/aneTematico/Espana_Poblacion-y-densidad-de-poblacion_1900_mapa_14663_spa.pdf PDF]. [http://centrodedescargas.cnig.es/CentroDescargas/busquedaRedirigida.do?ruta=PUBLICACION_CNIG_DATOS_VARIOS/aneTematico/Espana_Poblacion-y-densidad-de-poblacion_1900_mapa_14663_spa.zip Datos] [https://interactivo-atlasnacional.ign.es/index.php#c=indicator&i=r_3_t.r_3_t&i2=c_43_t.c_43_t&s=1900&s2=1900&t=A02&t2=A02&view=map9 Interactivo. ]]]Una pauta similar es observable entre las diferentes ramas industriales. Las ramas consideradas esenciales, como la producción y distribución de energía, o las industrias de bienes de consumo no duradero, entre las que la industria alimentaria ocupa un lugar central, son las que mejor soportan la coyuntura de recesión al resultar fundamentales e irrenunciables para la vida de la población. Por el contrario, las ramas de bienes de consumo duradero y de bienes de equipo muestran una caída mucho más profunda y una recuperación inmediata algo menos sólida, en la medida en que una coyuntura de persistente incertidumbre retrae las decisiones de gasto e inversión de familias y empresas.
Debido a estas diferencias sectoriales, el impacto económico de la primera ola de la pandemia ha sido muy desigual territorialmente, en función de las especializaciones regionales. Así, como muestra el mapa de ''Población ocupada durante la primera ola de la pandemia'' en comparación con el mismo trimestre del año anterior, las provincias más afectadas, con descensos superiores al 10%, han sido aquellas cuya economía es más dependiente del turismo y la hostelería, como Santa Cruz de Tenerife, Illes Balears, Alicante, Almería, e incluso puede que León; así como aquéllas en las que la construcción tiene un peso importante como Guadalajara. Por el contrario, la crisis pandémica ha tenido un menor impacto en la población ocupada en algunas provincias debido, entre otras razones, a una menor dependencia de los servicios y un mayor peso de la agricultura e industria agroalimentaria, como Ávila, Palencia, Lleida, Soria o Huesca o al dinamismo de la industria cerámica en Castellón. En algunas provincias, la población activa incluso ha aumentado ligeramente como en Ávila, Palencia y Castellón.
1770
ediciones

Menú de navegación