Cartografía general del mundo y Europa

De Atlas Nacional de España
Saltar a: navegación, buscar



Estructura temática > Conocimiento geográfico y cartografía > Cartografía general de referencia y toponimia > Cartografía general del mundo y Europa

El Atlas Nacional de España (ANE) del Instituto Geográfico Nacional, en su serie de Láminas y Murales, publica la cartografía de pequeñas escalas del mundo y Europa con el objetivo de impulsar el conocimiento de la geografía y situar España en su contexto geográfico.

La serie de mapas del mundo se publica en las escalas 1:30.000.000, tamaño 97x138 cm; 1:60.000.000, tamaño 50x70 cm y 1:82.350.000, tamaño 38x52 cm. En su edición actual emplean la proyección Van der Grinten sobre WGS84, pero en el futuro se utilizará la proyección de Winkel Tripel, también sobre WGS84, que es la utilizada actualmente en los mapas estadísticos del Sistema de Información del Atlas Nacional de España (SIANE). En el caso del mapa en proyección Van der Grinten, las zonas australes utilizan la proyección Acimutal Equidistante sobre WGS84.

Mapa físico del mundo 1:82.350.000. 2015. PDF. Datos

El Mapa físico del mundo recoge la diversidad geográfica de cada uno de los continentes, con la representación cartográfica del relieve continental (cordilleras, montañas, valles, cuencas, llanuras, mesetas y altitudes); el relieve oceánico (cuencas, dorsales, fosas, llanuras abisales); aguas continentales (ríos, lagos, lagunas, embalses, glaciares); aguas marinas y costa (océanos, mares, golfos, bahías, estrechos, estuarios, fiordos, cabos) y otras entidades geográficas extensas, como desiertos y grandes regiones geográficas (Desiertos en el mapa físico del mundo).

Los desiertos tienen una simbología diferenciada, así como las zonas pantanosas. Por otro lado, en las zonas polares está indicada la barrera de hielo y el límite externo de la banquisa o placas de hielo flotantes.

Mapa político del mundo 1:82.350.000. 2015. PDF. Datos

El Mapa político del mundo incluye la división política básica, con los países reconocidos oficialmente por Naciones Unidas. En la escala más pequeña se incluyen sólo los países y sus capitales. En las escalas mayores se rotulan también las ciudades principales con una población superior a 250.000 habitantes, y alguna menor localizada al final de una vía de comunicación. En la escala intermedia se incluyen las carreteras principales y en la superior también las líneas de ferrocarril más destacadas.

Los datos de población de las capitales y ciudades con 100.000 o más habitantes se han tomado de la División de Estadística de Naciones Unidas (United Nations Statistics Division, Demographic Yearbook, 2014) y de UNdata (city population). Para los datos demográficos dados sólo a la conurbación o aglomeración urbana, como es el caso de las ciudades del Reino Unido o Turquía, ha sido preciso acudir a otras fuentes estadísticas oficiales.

En el mapa se dibujan las fronteras de los 193 Estados miembros de Naciones Unidas; así como la Ciudad del Vaticano y el Estado de Palestina que son miembros observadores; y Sahara Occidental, territorio en conflicto reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España (MAEC), con una rotulación y línea de frontera especial. Por otra parte, los territorios dependientes no autogobernados, los territorios con un reconocimiento oficial en cuanto a su descolonización o soberanía, las colectividades de ultramar y los estados asociados, se rotulan también con tipo de letra diferente a los países, con indicación entre paréntesis del país al que pertenecen.

Las líneas límites marítimas del océano Pacífico no son fronteras jurídicas, tienen la finalidad de identificar con facilidad los países y los territorios dependientes formados por islas.

El mapa del mundo incluye en su margen una lista con la equivalencia de los nombres de capitales rotulados en español (exónimos) y su correspondiente nombre en lengua local (endónimos).

Mapa físico de Europa 1:13.725.000. 2016. PDF. Datos

La serie de mapas de Europa se edita en las escalas 1:5.000.000, tamaño 97x138 cm; 1:10.000.000, tamaño 50x70 cm y 1:13.725.000, tamaño 38x52 cm. Generalmente, se utilizan proyecciones Lambert, equivalentes o conformes.

El Mapa físico de Europa incluye la representación cartográfica de las grandes unidades del medio físico del continente europeo: relieve, hidrografía continental y marina, y costa.

Desde el punto de vista físico, Europa no constituye una unidad aislada. Situada en el extremo occidental del gran continente euroasiático sus límites nunca fueron claros ni precisos, aunque tradicionalmente los Urales y el Cáucaso se han marcado como la separación física con Asia.

Está bañada por el océano Atlántico al oeste, el océano Glacial Ártico al norte y el mar Mediterráneo en su sector meridional, por lo que resalta su configuración de costas recortadas, sobre todo en la región occidental, que se refleja en la variedad de accidentes geográficos, con numerosos entrantes, salientes, islas y penínsulas.

Su favorable localización en el planeta, en latitudes de clima templado del hemisferio norte, junto a un relieve montañoso muy fragmentado, una topografía eminentemente llana y la existencia de una red fluvial de grandes ríos navegables que han actuado como importantes vías de comunicación, han favorecido una temprana ocupación del territorio que desde tiempos remotos han convertido este espacio en una confluencia de culturas.

Mapa político de Europa 1:13.725.000. 2016. PDF. Datos

El Mapa político de Europa incluye la representación cartográfica de los países, sus correspondientes capitales y ciudades principales. En la escala más pequeña se han seleccionado las ciudades con más de 500.000 habitantes; mientras que en las más grandes se rotulan las ciudades mayores de 100.000 habitantes. En estas escalas se incluyen las vías de comunicación principales –autopistas, carreteras y vías de ferrocarril– por lo que se rotulan también las poblaciones localizadas al final de una vía de comunicación, aunque su número de habitantes sea menor al indicado. La variable de población utilizada en función del número de habitantes se ha visto condicionada por la alta densidad de población en los países centroeuropeos y el Reino Unido. La homogeneidad en cuanto a la selección ha forzado a establecer un límite de población elevado que tiene como consecuencia que otros países tengan pocas poblaciones representadas.

Si los límites físicos de Europa son imprecisos también los son sus límites políticos. Los países asiáticos cercanos fluctúan en su consideración de europeos y, por otro lado, muchos territorios administrativamente dependientes de países europeos se encuentran muy alejados del continente. Así, por ejemplo, Turquía es en su mayor parte asiática y en muy pequeña proporción europea (sólo un 3%), Chipre antes asiático hoy es europeo, Groenlandia es un territorio autónomo dependiente de Dinamarca pero físicamente pertenece al continente americano, las islas atlánticas españolas y portuguesas de Canarias y Madeira se sitúan muy próximas al continente africano y las Azores muy alejadas de Europa.

El mapa de Europa incluye en su margen la lista de todas las ciudades rotuladas en español, junto a su correspondiente nombre en lengua local y la lista con los nombres de los países y capitales de Europa.


↑ Arriba


Definición de términos

El Glosario de términos para la normalización de los nombres geográficos, del Grupo de Expertos de Naciones Unidas en Nombres Geográficos (GENUNG), Naciones Unidas 2002 y adenda de 2007, define:

ENDÓNIMO. Nombre de una entidad geográfica expresado en una de las lenguas utilizadas en la región en la que se localiza el accidente. Ejemplos: Aachen (no Aquisgrán ni Aix-la-Chapelle), London (no Londres).

EXÓNIMO. Nombre usual en una lengua para designar una entidad geográfica situada fuera del área donde se habla mayoritariamente aquella lengua y que difiere en su forma del endónimo del área donde el accidente geográfico está situado. Ejemplos: Londres (exónimo español de London), Parigi (exónimo italiano de Paris).

NOMBRE TRADICIONAL. Exónimo usado de forma relativamente amplia por una comunidad lingüística determinada y que se utiliza con frecuencia en su tradición y en su literatura. Ejemplo: Birmania (en lugar del exónimo Myanmar).


AUTORES.jpg
Texto: Margarita Azcárate Luxán, Adela Alcázar González, Blanca Azcárate Luxán, Elena Bordiú Barreda. Véase la lista de participantes


↑ Arriba

Uso de endónimos y exónimos en la cartografía del mundo y Europa

La toponimia localizada fuera de España requiere el establecimiento de criterios básicos en cuanto al uso de endónimos o nombres en lengua local y exónimos o nombres en español (Definición de términos). Las Conferencias de Naciones Unidas sobre la Normalización de Nombres Geográficos recomiendan el uso de los endónimos, con el fin de que haya un sólo nombre para cada lugar y aconsejan fijar una grafía lo más uniforme posible para cada nombre geográfico terrestre, con el establecimiento de equivalencias entre los distintos sistemas de escritura (Resolución II/31, Tercera Conferencia, Atenas, Grecia, 1977).

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados con ese objetivo, la realidad es que cada país sigue utilizando los nombres propios en sus respectivas lenguas, transliterados o transcritos, para los lugares que por una u otra razón han estado presentes en su cultura y, por tanto, en su lengua, llegando a formar parte de una manera innegable de su patrimonio cultural intangible. En la cartografía, la rotulación de los nombres de uso tradicional en la lengua de los destinatarios facilita la lectura de los mapas; pero no es recomendable potenciar las denominaciones con un uso cada vez más minoritario. La dificultad estriba en determinar la vigencia de los exónimos o nombres de uso tradicional que en muchas ocasiones varía en función de la edad y el perfil sociocultural de los hablantes.

Tabla de desiertos en el mapa físico del mundo
CONTINENTE NOMBRE PAÍS
África Desierto del Namib Angola, Namibia, Sudáfrica
África Sahara Argelia, Chad, Egipto, Libia, Marruecos, Mauritania, Malí, Níger, Sudán, Túnez
África Gran Erg Argelia, Túnez
África Desierto de Kalahari Botswana, Namibia, Sudáfrica
África Bodélé Chad
África Desierto de Libia Egipto, Libia, Sudán
África Desierto de Teneré Níger
África Desierto de Nubia Sudán
América Desierto de Atacama Chile
América Desierto de Mojave Estados Unidos de América
Asia Desierto de Al Nefud Arabia Saudí
Asia Rub al Khali Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Yemen
Asia Desierto de Takla-Makan China
Asia Desierto de Gobi China, Mongolia
Asia Desierto de Thar India, Pakistán
Asia Desierto de Lut Irán
Asia Desierto de Karakum Turkmenistán
Oceanía Gran Desierto de Arena Australia
Oceanía Gran Desierto Victoria Australia

La elección de la escritura para los nombres geográficos en otras lenguas es una tarea complicada, especialmente para las denominaciones en lenguas con un alfabeto no latino. La traducción puede hacerse mediante la transliteración que es la conversión de los caracteres de una lengua a los signos equivalentes de otra mediante sistemas establecidos internacionalmente, o la transcripción que es el paso de los sonidos de una lengua a los fonemas equivalentes de otra, según su pronunciación. En la actualidad se prefiere la transliteración porque el nombre puede revertirse con facilidad al idioma original y es más reconocible para los hablantes de las diferentes lenguas con alfabeto latino.

La mayoría de los países y ciudades importantes del mundo tienen un nombre en español por razones históricas y culturales (exónimos), pero no todas las denominaciones en español son homogéneas. Además, hay exónimos que ya han caído en desuso y se consideran nombres tradicionales que no deben utilizarse por los editores de mapas, publicaciones oficiales o medios de comunicación, como Angora (Ankara), Gotemburgo (Göteborg), Maguncia (Mainz).

En el Atlas Nacional de España (ANE) se han consultado tres fuentes básicas para establecer una lista normalizada de exónimos de países y capitales:

- El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) que tiene una ficha de todos los países con información de su nombre http://www.exteriores.gob.es/portal/es/saladeprensa/paginas/fichaspais.aspx

- El Grupo de Expertos de las Naciones Unidas en Nombres Geográficos (UNGEGN, en sus siglas en inglés) que recoge los nombres de todos los países reconocidos por Naciones Unidas, con su versión en las seis lenguas oficiales (árabe, chino, inglés, francés, ruso y español), World Geographical Names Database http://unstats.un.org/unsd/geoinfo/geonames/

- La Real Academia Española (RAE) que incluye su última actualización sobre nombres de países y capitales en el apéndice 4 de la Ortografía de la lengua española (2010).

Los nombres utilizados por el ANE coinciden con los del MAEC, salvo excepciones concretas por la transliteración de determinadas grafías, como la w en lugar de la transcripción tradicional u, según se observa en Botswana/Botsuana, Rwanda/Ruanda, Swazilandia/Suazilandia, Zimbawe/Zimbaue; y los que contienen una j en lugar de y, como Djibouti/Yibuti, Fiji/Fiyi. La primera forma es la normalizada en el ANE por ser más próxima al endónimo, ser de uso en organismos oficiales internacionales en su versión española, y, además, ser las grafías utilizadas en la cartografía y medios de comunicación de otros países con lengua española. Mientras el MAEC, si bien en el listado inicial incluyen las dos grafías, da preferencia a la grafía propia del español en las respectivas fichas de países.

Las discrepancias con los nombres establecidos por UNGEGN para la lengua española obedecen a formas no usadas en español: Arabia Saudí/Arabia Saudita, Bielorrusia/Belarús, Costa de Marfil/Côte d’Ivoire, Kenia/Kenya, Laos/Lao, Moldavia/Moldova, Nueva Zelanda/Nueva Zelandia, Palaos/Palau, República Checa/Chequia, San Cristóbal y Nieves/Saint Kits y Nevis, Surinam/Suriname, Timor Oriental/Timor Leste, Trinidad y Tobago/Trinidad y Tabago, Vietnam/Viet Nam. En el ANE se han utilizado las primeras formas, denominaciones usuales en lengua española que se recogen también en el MAEC y están constatadas por el uso generalizado en la cartografía.

Por otro lado, las divergencias con respecto a la RAE se deben principalmente a determinadas grafías que tradicionalmente se han transcrito pero que en la actualidad se tiende a transliterar para facilitar el intercambio y la comunicación internacional: q>c (Qatar/Catar), supresión o no de la h intercalada o en final de sílaba(Bahrein/Baréin, Bangladesh/Bangladés), átona por tónica (Benin/Benín) y los mismos casos de transcripción usados en el MAEC (w>u, j>y). Las primeras grafías y denominaciones son las normalizadas en el ANE, por las mismas razones aducidas anteriormente. Cabe citar también la Ex-República Yugoslava de Macedonia que en la RAE denominan Macedonia, nombre controvertido y rechazado por Grecia, al denominarse así una región geográfica griega.

Los nombres de países, capitales y ciudades normalizados en el ANE se pueden consultar en la web http://www.ign.es/web/ign/portal/ane-datos-geograficos/-/datos-geograficos/

- Países y capitales: nombres de países y capitales del mundo reconocidos oficialmente por Naciones Unidas. Incluye los exónimos y endónimos en sus diferentes formas: recomendada, protocolaria y tradicional; los códigos ISO de los países y lengua de los topónimos.

- Ciudades: nombres de las ciudades con más de 100.000 habitantes. Incluye los códigos ISO de los países, exónimos en español de los países, nombre de la ciudad en inglés y exónimo de la ciudad si lo hubiere.

Con respecto a la lengua de términos genéricos y específicos, en la toponimia física de Europa y del mundo en el ANE se han establecido unos criterios básicos:

Los términos genéricos –que indican el tipo de elemento o entidad geográfica– se rotulan en lengua española. Los términos específicos –que distinguen el elemento geográfico de manera precisa– se escriben en lengua española si el exónimo tiene un uso vigente. Estos nombres en español pueden proceder de traducciones (Mar del Norte, Montañas Rocosas, Mar Negro) o de transliteraciones históricas que se deben respetar por la tradición de su uso (Cícladas, Cáucaso). En caso de específicos sin uso tradicional en lengua española, se deben utilizan los endónimos y cuando pertenezcan a una lengua con un alfabeto no latino se hará la transliteración o romanización al alfabeto latino, para lo que se seguirán los sistemas normalizados por:

- Normas ISO para la transliteración.

- Grupo de trabajo sobre sistemas de romanización (UNGEGN).

En la cartografía del ANE se ha procurado utilizar la forma transliterada de uso internacional, siempre que no exista exónimo en español o haya caído en desuso. Se prefiere la transliteración normalizada en lugar de la transcripción fonética que se aproxima a la pronunciación en español del exónimo, ya que para los usuarios de los mapas es más útil conocer la grafía normalizada internacionalmente de los topónimos. Como ejemplo, la isla griega Κάρπαθος se translitera a Kárpathos según la romanización normalizada del alfabeto griego a caracteres latinos. Otras formas como Cárpatos, Kárpatos responden a transliteraciones incorrectas; mientras que Cárpazos, Kárpazos derivan de una transcripción fonética en desuso.


AUTORES.jpg
Texto: Margarita Azcárate Luxán, Adela Alcázar González, Blanca Azcárate Luxán, Elena Bordiú Barreda. Véase la lista de participantes


↑ Arriba


BAJADA-01.jpg

Descarga del compendio "España en mapas. Una síntesis geográfica"
Edición marzo 2019.