Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios que ofrece y optimizar la navegación. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Cambios

Saltar a: navegación, buscar
sin resumen de edición
{{ANEEtiqueta
|palabrasclave=Conocimiento geográfico y cartografíaportulanos, Representación cartográfica del conocimiento geográficoPtlomeo, Evolución de la representación cartográfica de España, Primeras imágenes de España. Portulanos y Geografía de PtolomeoHispania, Hispania moderna (Geografía, 1456)hispaniae, Siglo XVI: grandes proyectos oficiales. Cartografía de divulgacióntabula, Cartografía de divulgacióntabulae, Atlas de El Escorialilustración, Siglo siglo XVII: España en los atlas, Siglo siglo XVIII: ilustración y conocimiento del territorio, Siglo XIX: proyectos institucionales científicossiglo XX, Siglo XX: representación contemporánea de EspañaPortugal, sección del Atlas Mapa Topográfico Nacional, sección I,  cartografía en la edad antigua, cartografía en la edad contemporáneamoderna, cartografía en la edad media, cartografía en la edad modernacontemporánea, imágenes de satélite, Instituto Geográfico Nacional, mapa de España 1:1.000.000, Mapa Topográfico Nacional, ortofotos, Atlas Hidrográfico, Atlante Veneto, Atlas catalán, Atlas de España y sus posesiones de ultramar, Atlas del Escorial, Atlas del rey Planeta, Atlas geográfico descriptivo de la Península Ibérica, Baleares y Canarias y, Posesiones de Ultramar, Atlas hidrográfico de las costas de España, Atlas Maior, Atlas marítimo de España, Carta de Galicia, Carta de los ferrocarriles de España y carreteras de 1º, 2º y 3º, Carta esférica de las costas de España, Carta general de obras públicas de España, Carta geométrica de Galicia, Civitates Orbis Terrarum, Colección de Mapas Especiales de España, Compendium Geographicum, Cosmografía, Derrotero de las costas de España en el Mediterráneo y su correspondiente de África, Derrotero de las costas de España en el Océano Atlántico, y de las Islas Azores ó Terceras, Geographia Blaviana, Hispania Novella, Hispaniae Descriptio, Hojas kilométricas, La Spana, Mapa Civil y Militar de España y Portugal, Mapa Itinerario Militar de España, Mapa Nacional, Nomenclátor, Nova Descriptio Hispaniae, Nova totius Hispaniae Descriptio, Paralipomenon, Parte Orientale della Spagna., Parte Occidentale della Spagna, Reglas o Instrucciones, Regnorum Hispaniae nova Descriptio, Relaciones topográficas de los pueblos de España, Spagna con le distancie de loci, Speculum Orbis Terrarum, Tabula Rogeriana,, Tabulae novae, Theatrum, Theatrum Orbis Terrarum, Theatrum Orbis Terrarum sive Atlas Novus, portulanos, Ptlomeo, Hispania, Hispania moderna, hispaniae, tabula, tabulae, ilustración, siglo XVII, siglo XVIII, siglo XX, Portugal, Mapas de España exentos impresos en Italia,Los mapas de España en los atlas de las escuelas flamenca y holandesa, Joan Capdevilla Subirana,Carmen Manso Porto, Biblioteca Nacional de España, Biblioteca de Catalunya, Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, Biblioteca de El Escorial, Real Academia de la Historia,  mapa de Tabula Moderna Hispaniae. En: Claudio Ptolomeo, mapa de Península Ibérica e Islas Baleares. Escala 1:2.000.000. 1977, Mosaico controlado formado con imágenes en banda 7 de Satélites Landsat, Carta portulana del Mediterráneo. Gabriel Vallseca. 1439. Biblioteca de Catalunya, depósito Museu Marítim de Barcelona, mapa de Tabula Nova Hispaniae, Atlas de El Escorial, Hieronymus Cock, Nova Descriptio Hispaniae, Amberes, 1553, Atlas sive Cosmographicae Meditationes de Fabrica Mundi. Ed. por Jodocus Hondius y Cornelis Claeszoon, Amsterdam, 1606, Willem Janszoon Blaeu, Nova Regni Hispaniae Descriptio. Ámsterdam, 1605. Biblioteca Nacional de España, MV/3, Pedro Gendrón, Los Reynos de España y Portugal. Madrid, 1757, Tomás López, Mapa general de España. 1770. Real Academia de la Historia, C-011-001-01, mapa de Red Geodésica de 1er. Orden y Nivelaciones de Precisión de España. Escala 1:1.500.000, Amalio Maestre, España y Portugal: Bosquejo general geológico, formado con los documentos existentes hasta fin de 1863., Hoja kilométrica 6-I (término de San Lorenzo del Escorial). Escala 1:2.000. 1860-1870, Planimetría zona 2ª, hoja 6ª (término municipal de Cartagena). Escala 1:25.000. 1901, Instituto Geográfico Nacional, Ortofoto digital H599-II (Jaraiz de la Vera). Escala 1:25.000. 1995,
|descripcion=Representación de la imagen cartográfica de España desde sus inicios hasta el siglo XX en el Atlas Nacional de España.
{{ANENavegacionSubcapitulo|seccion=[[Conocimiento_geográfico_y_cartografía|Conocimiento geográfico y cartografía]]|capitulo=[[Representación_cartográfica_del_conocimiento_geográfico|Representación cartográfica del conocimiento geográfico]]|subcapitulo=Evolución de la representación cartográfica de España}}
[[Archivo:Espana Tabula-Moderna-Hispaniae 1482 imagen 16114 spa.jpg|left|thumb|300px|Tabula Moderna Hispaniae. ''En: Claudio Ptolomeo, Geografía, Ulm, 1482. Biblioteca Nacional de España, Inc / 1475'']]
La representación de España ha participado, desde de sus inicios, del desarrollo cartográfico liderado desde Europa Occidental. En las primeras relaciones de medidas astronómicas de posiciones terrestres realizadas por Ptolomeo, en los albores de la era cristiana, aparecen puntos y asentamientos en la península ibérica. Los navegantes, en el Mediterráneo del medievo, construyeron y consignaron los perfiles costeros en portulanos y cartas de navegación. Posteriormente, la revolución de la imprenta y la era de los descubrimientos coincidieron con la época de mayor apogeo del imperio hispánico, lo que propició la mejora del conocimiento de la posición geográfica de España en el mundo y la difusión de su representación.
La vocación marinera y tradición comercial propiciada por este amplio litoral exigió la mejora técnica en la medida de la posición geográfica y el perfeccionamiento continuo de la cartografía costera, especialmente con el paso de las aguas tranquilas y bien conocidas del Mediterráneo a los grandes océanos. Sin embargo, la expansión atlántica, la competencia por las rutas comerciales y la lucha por el control de los nuevos hallazgos auparon el conocimiento geográfico a la categoría de información estratégica por parte de la monarquía y, por tanto, se restringió tanto el acceso como su difusión. Muchos proyectos cartográficos quedaron circunscritos a los círculos de poder o, directamente, sepultados en archivos.
[[Archivo:Espana Peninsula-Iberica-e-Islas-Baleares 1977 imagen 16806 spa.jpg|right|thumb|300px|''Instituto Geográfico Nacional,'' Península Ibérica e Islas Baleares. ''Escala 1:2.000.000. 1977, Instituto Geográfico Nacional, 22-K-2. Mosaico controlado formado con imágenes en banda 7 de Satélites Landsat'']]
Una consecuencia, entre otras, de esta decisión fue la ausencia de publicaciones cartográficas en la España peninsular en la época de los Austrias. En contraste, primero en los Países Bajos y posteriormente en Francia, se llevó a cabo una importante actividad editorial de impresión de mapas y atlas durante los siglos XVI y XVII. Las representaciones cartográficas de la monarquía hispánica durante el Barroco fueron realizadas en gran medida por autores extranjeros, con un fin netamente comercial. Se trata de cartografía a escalas pequeñas y medias, de la Península y de sus regiones, y de ciudades, muy ornamentada y que no exige una gran precisión en los datos. De hecho, es habitual la copia entre ediciones de la información meramente geográfica, por lo que los errores e inexactitudes se transmiten con facilidad.
Claudio Ptolomeo, sabio astrónomo, matemático y geógrafo, vivió en Alejandría hacia 100-170 y fue el bibliotecario de la famosa Biblioteca. En su tratado ''Geografía'' recopila los conocimientos de Hiparco, Estrabón y Marino de Tiro. Por primera vez describe un sistema de reticulado geográfico con meridianos de longitud y paralelos de latitud de unos 8.000 lugares del mundo conocido, ordenados por continentes, con diferentes proyecciones, por eso se denominó «geografía matemática», aunque contenía importantes errores. Trata de generalidades, de la construcción de globos y de la proyección de mapas. Contiene 27 mapas (mapamundis, continentales y regionales). Los mapas se transmitieron a partir de una versión dibujada unos años después de la muerte de Ptolomeo, que copiaron los códices griegos de finales del siglo XIII. Ptolomeo proporciona instrucciones para dibujar los mapas con suficientes coordenadas y referencias. El segundo mapa de Europa es el de Hispania con su organización administrativa en el siglo II: las tres provincias romanas y sus ciudades. El perfil está deformado de oeste a este y la latitud es más correcta.
[[Archivo:Mediterraneo Carta-portulana-del-Mediterraneo 1439 imagen 16807 spa.jpg|right|thumb|300px|Carta portulana del Mediterráneo. ''Gabriel Vallseca. 1439. Biblioteca de Catalunya, depósito Museu Marítim de Barcelona'']]
La cartografía patrística medieval de Occidente fue difundida por Osorio e Isidoro. El mapamundi de forma circular de T en O ''(Orbis Terrarum),'' con Asia, África y Europa, se incorporó a las obras de san Isidoro y al ''Comentario al Apocalípsis de San Juan,'' de Beato de Liébana. En las copias de los siglos X al XIII se distinguen varios tipos. Jerusalén aparece en el centro rodeada de las tierras apostólicas; de forma esquemática se reconocen algunos lugares de Hispania, en donde predicó el apóstol Santiago. Esta familia de mapas evolucionó a formas ovaladas o rectangulares. Así, el mapamundi del Beato de Burgo de Osma (1086) representa las cabezas de los doce apóstoles colocadas en las tierras de su predicación.
|titulo=Hispania moderna (''Geografía'', 1456)
|contenido=[[Archivo:Espana Tabula-Nova-Hispaniae 1456 imagen 16809-00 spa.jpg|left|thumb|none|300px|Tabula Nova Hispaniae. ''En: Claudio Ptolomeo'', Geografía, ''1456. Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca. Códice 2586'']]
Este mapa se añadió al códice de la ''Geografía'' de Ptolomeo del cardenal gerundense Joan Margarit y Pau, embajador de los Reyes Católicos y humanista. En ''Paralipomenon Hispaniae Libri Decem, Margarit'' concibió Hispania como una realidad histórica, cuando se preparaba la unión de Castilla y Aragón. El mapa se diseñó en Italia. A mediados del siglo XV, Nicolaus Germanus, Pietro del Massaio y Hugo Comminelli formaron los mapas modernos de la península ibérica y de otros países europeos. El de Margarit ofrece novedades. Se inspira en un portulano de la escuela catalano-mallorquina, según lo expresa en ''Paralipomenon'': «nuestra medida está contada por prueba, según la carta de los navegantes». El litoral está bien trazado y los Pirineos orientados (E-O). Las distancias entre puntos, marcadas con líneas rectas, unen lugares de la costa y del interior con medidas. El norte de África contiene líneas hacia Hispania, con fines comerciales y políticos. Recuerda al mapa impreso ''Spagna con le distancie de loci'', del Museo Correr de Venecia.}}
[[Archivo:Espana Hispania.-Descriptio-Secundae-Tabulae-Europae 1456 imagen 16808 spa.jpg|right|thumb|300px|''Hispania''. Descriptio Secundae Tabulae Europae. ''En: Claudio Ptolomeo, Geografía, 1456. Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca. Códice 2586'']]
Hasta mediados del siglo XV no se conocen mapas generales de España con topónimos y accidentes geográficos. Los primeros se añadieron a la ''Geografía'' de Ptolomeo, traducida del griego al latín por Jacobo Angelo de Scarperia, con dedicatoria al papa (1406-1410). Ptolomeo da unas pautas para diseñar los veintisiete mapas con suficientes coordenadas y referencias a los lugares, graduación, altura y proyecciones cilíndrica o trapezoidal. Así lo hicieron, hacia 1415, los humanistas Francesco di Lapacino y Domenico di Leonardo Boninsegni, tomando como modelo un códice griego. En principio, los mapas fueron acogidos con admiración porque presentaban detalles del mundo conocido. Sin embargo, en los portulanos se mostraba una imagen más actual que la que contenía la ''[[:Archivo:Espana Hispania.-Descriptio-Secundae-Tabulae-Europae 1456 imagen 16808 spa.jpg|Tabula Europa]]'' de Ptolomeo. Por eso, sus propietarios quisieron añadir, junto a los mapas tradicionales, otros modernos, llamados ''[[:Archivo:Espana Tabula-Nova-Hispaniae 1456 imagen 16809-00 spa.jpg|Tabulae novae]].'' Los más tempranos son los de la península ibérica, Italia, Francia, norte de Europa y Tierra Santa. Se trata de las primeras representaciones de mapas regionales contemporáneos inspirados en portulanos y en noticias de viajeros diplomáticos y peregrinos, que contribuyeron a identificar la toponimia y los accidentes geográficos del interior. En la primera mitad de siglo debió existir un mapa modelo de Hispania, diseñado en Florencia a partir de diversas fuentes de origen hispano (se menciona uno en el legado de bienes del humanista florentino Niccolò Niccoli, fallecido en 1437). De él se hicieron copias para añadir a los códices y ediciones de la ''Geografía'' de los siglos XV y XVI. Sus autores fueron Pietro del Massaio, pintor florentino, con su colaborador Hugo Cominelli, miniaturista de Mezières; Dominus Nicolaus Germanus y Henricus Martellus Germanus. Ofrecen una imagen de conjunto parecida, tomada de esa fuente común: proyección plana en los mapas antiguos y modernos, los cuales carecen de escala, y regletas graduadas para el cálculo de latitudes y longitudes; cartelas de los títulos rotuladas en letras mayúsculas. Los mapas no son iguales porque los cartógrafos personalizaron el diseño de los accidentes geográficos, la traza del perfil de la costa, el curso de los ríos, la representación del relieve, la toponimia y la ornamentación de las cartelas. Los mapas más antiguos se conservan en los códices de las bibliotecas Nacional de Francia, Universitaria de Salamanca y del Vaticano. El primero, de Pietro del Massaio, fue comprado por Alfonso V de Aragón y I de Nápoles en 1456. El segundo perteneció al cardenal Juan Margarit y Pau (1456) y los de la Biblioteca Vaticana a Niccolo Perotti, arzobispo de Siponto (1469) y a Federico de Montefeltro, duque de Urbino (ca. 1470).
titulo=Atlas de El Escorial|
contenido=[[Archivo:Espana Atlas-de-El-Escorial 1538 imagen 16811-00 spa.jpg|right|thumb|300px|''Alonso de Santa Cruz'', Atlas de El Escorial, ''ca.1538-1554. Biblioteca de El Escorial, K-1-1'']]
En la Biblioteca del Monasterio de El Escorial se conserva un mapa manuscrito de la península ibérica en hojas encuadernadas formando un volumen, con valiosa información geográfica y cartográfica. Por esa razón se denominó [[:Archivo:Espana Atlas-de-El-Escorial 1538 imagen 16811-00 spa.jpg|Atlas de El Escorial]]. Fue encomendado a Alonso de Santa Cruz, cosmógrafo de Carlos V, entre 1538-1539, y en él trabajó hasta 1554. Consta de 20 hojas de mapas regionales, a escala 1:400.000, más otra hoja con un mapa índice general, a escala 1: 2.600.000. Este último contiene una retícula numerada para localizar las hojas y fue diseñado a partir de los mapas regionales. Se representan 16 poblaciones importantes, el relieve, los ríos, las costas y las fronteras. El conjunto del Atlas abarca más de
El mapa exento de España más antiguo es el de Giovanni Andrea Vavassore ''Nova Descriptio Hispaniae,'' abierto en cuatro hojas sobre plancha de madera (Venecia,1532). El único ejemplar conservado se encuentra en la Houghton Library de la Universidad de Harvard. En 1544 se abrió en Venecia el de Giacomo Gastaldi, ''La Spana,'' sobre seis planchas de cobre. Gastaldi fue el mejor cartógrafo veneciano del momento, ingeniero, con buenos conocimientos matemáticos, que recibió documentación y datos geográficos de Diego Hurtado de Mendoza, embajador de Carlos V. En 1551, el dominico fray Vincenzo Paletino de Curzola, cosmógrafo, abrió, sobre seis planchas de madera, ''Spagna con le distantie de li loci.''
[[Archivo:Espana Nova-Descriptio-Hispaniae 1553 imagen 16810 spa.jpg|right|thumb|300px|''Hieronymus Cock'', Nova Descriptio Hispaniae, Amberes, ''1553. Biblioteca Nacional de España, MV/3'']]
En la cartela explica cómo corrigió los mapas de sus predecesores y mejoró la imagen de la Península, añadiéndole la información que él mismo recogió en su viaje por España. Por su calidad fue el mapa más plagiado por italianos y flamencos en varios formatos (Hieronymus Cock, Thomas Geminus, Mateo Pagano y otros). El mapa de Cock, ''[[:Archivo:Espana Nova-Descriptio-Hispaniae 1553 imagen 16810 spa.jpg|Nova Descriptio Hispaniae]],'' se grabó en Amberes (1553) siendo el primero de España publicado en Flandes. El de Geminus, ''Nova Descriptio Hispaniae,'' se abrió en Londres (1555) y está dedicado a Felipe II y María Tudor. Posiblemente fue un encargo real para mostrar España a sus súbditos ingleses. Supera a los anteriores porque dispuso de mejor información y quizás emplease datos del ''[[:Archivo:Espana Atlas-de-El-Escorial 1538 imagen 16811-00 spa.jpg|Atlas de El Escorial]]''. La situación de los pueblos es más real y la toponimia ha mejorado. Otros cartógrafos grabaron el mapa de Hispania a menor escala: Vincenzo Luchini, ''Hispaniae Descriptio'' (Roma, 1559) y Pyrro Ligorio, ''Nova totius Hispaniae Descriptio'' (Roma, 1559). Los de Dominicus Zenoi, ''Hispaniae Descriptio'' y Paulo di Forlani Veronese, ''Spagna,'' abiertos en Venecia (1560), copian a Luchini.
titulo=Abraham Ortelius (1527-1598)|
contenido=[[Archivo:Espana Hispania 1588 imagen 16812-00 spa.jpg|left|thumb|300px|''Abraham Ortelius'', Hispania. ''En'': Theatro de la Tierra Vniversal, ''Amberes, 1588. Real Academia de la Historia, 5/56'']]
La primera edición en español, Theatro de la Tierra Vniversal, traducida del latín por fray Balthazar Vicentius, franciscano, fue impresa en Amberes por Cristóbal Plantino (1588). Está dedicada al príncipe don Felipe de Austria. Ortelius figura en el frontispicio con el título de cosmógrafo de Felipe II. La traducción permitió a los coleccionistas españoles la lectura de los textos que acompañan a los 100 mapas, viajar visualmente por el mundo y conocer el imperio del Rey. Hasta 1612 se hicieron 31 ediciones. El mapa de España de la primera edición se basa en fuentes italianas: los mapas de Vicentius Consulensis (edición de Mateo Pagano, 1588), Thomas Geminus (1555) y Carolus Clusio (que mejora los topónimos). A ellas se añaden, en 1573, el mapa de España de Giacomo Gastaldi y el de Pedro de Medina (1560). En la edición de 1584, el de Henricus Coquus. El título es ilustrativo: «Regi Hispaniae post Omnium Editiones Locupletissima Descriptio. Completísima: Descripción del Reino de España después de las ediciones de todos». En la plancha original se hicieron modificaciones y mejoras a las sucesivas ediciones (1573, 1588, 1592 y 1598). En la de 1588, por desgaste de la plancha, se volvieron a grabar la toponimia y los elementos ornamentales, y se hicieron adiciones. Muestra una imagen renovada de España ornada con iconografía flamenca.
}}
[[Archivo:Espana Hispaniae-Nova-Descriptio 1606 imagen 16814 spa.jpg|left|thumb|300px|''Jodocus Hondius'', Hispaniae Nova Descriptio. ''En: Atlas'' sive Cosmographicae Meditationes de Fabrica Mundi. ''Ed. por Jodocus Hondius y Cornelis Claeszoon, Amsterdam, 1606, Biblioteca Nacional de España, MV/3'']]
En 1622 se emprendió otro proyecto oficial para la formación del mapa de España, bajo la dirección de Juan Bautista Labaña, catedrático de la Academia de Matemáticas, con la ayuda del portugués Pedro Texeira y de los ingenieros militares Gabriel de Santa Ana y Pedro Fernández Manjón. Texeira trabajaría en la descripción de las costas y los puertos; los demás, en el interior de la Península. Al principio se hicieron mediciones en el interior con métodos topográficos. Sin embargo, la muerte de Labaña (1624) y la de su sucesor Cedillo (1625), al igual que la de Santa María limitaron el proyecto a las costas y puertos para proteger la Península de los enemigos y facilitar la salida de las mercancías. Texeira asumió el trabajo y recorrió el litoral de España para dibujar y preparar la ''Descripción de España y de las costas y puertos de sus reinos,'' con dedicatoria a Felipe IV (1634), siendo el proyecto cartográfico más importante del siglo. Contiene 87 hojas grandes con mapas y escudos pintados sobre vitela. El texto explicativo de los mapas, a diferencia de los atlas del siglo XVI comentados, se halla en otro libro manuscrito. Se hicieron tres ejemplares manuscritos del Atlas y de la descripción. Del primero, conocido como ''Atlas del rey Planeta,'' se conserva un ejemplar en la Biblioteca Nacional de Viena. Al comienzo incorpora un mapa de la Península a doble página, con escala gráfica y cuadrícula de latitudes. Le siguen los mapas regionales o de provincias con los detalles de las costas y puertos. Del texto descriptivo se conservan tres copias (Biblioteca Nacional de España, Biblioteca Nacional de Viena y British Library). En los archivos de la Universidad de Uppsala se guarda un ''Compendium Geographicum,'' con un mapamundi, un mapa de España y seis mapas de las costas cantábrica y gallega, que es un adelanto del trabajo definitivo que Texeira preparó (ca. 1625) para el marqués de Leganés para que le ayudase en el cobro de los emolumentos que no recibía. El mapa de España es inferior en calidad y número de datos. El del Atlas presenta el diseño definitivo fruto de nueve años de trabajo de campo, combinados con la consulta de fuentes para las zonas que no se pudieron reconocer, y tres años dedicados al dibujo de los mapas. Destacan los núcleos de población, la precisión de la topografía y red fluvial, la organización administrativa, la silueta del litoral, la proyección plana y los elementos decorativos y náuticos.
Jodocus II, se pusieron a la venta parte de las planchas de grabado. Las compró Willem Janszoon Blaeu, grabador e impresor de mapas y globos, con formación en matemáticas, geografía y astronomía. Henricus y su cuñado Johannes Janssonius formaron un nuevo Atlas. Las dos casas de Hondius-Janssonius y la de Willem Janszoon Blaeu (cambió su nombre a Willem Blaeu para diferenciarlo del de su rival Janssonius), con sus hijos Joan y Cornelis, con sede en Amsterdam, compitieron duramente durante años preparando sus respectivos atlas.
[[Archivo:Espana Nova-Regni-Hispaniae-Descriptio 1605 imagen 16813 spa.jpg|left|thumb|300px|''Willem Janszoon Blaeu'', Nova Regni Hispaniae Descriptio. ''Ámsterdam, 1605. Biblioteca Nacional de España, MV/3'']]
En 1605, Willem Janzsoon Blaeu (Guiglielmus Janssonius) abrió ''[[:Archivo:Espana Nova-Regni-Hispaniae-Descriptio 1605 imagen 16813 spa.jpg|Nova Regni Hispaniae Descriptio]].'' Por primera vez se insertan, en los cuatro ángulos del mapa, vistas de las ciudades de Toledo, Valladolid, Sevilla y Lisboa. Sobre la cartela se alza el escudo de España flanqueado por dos leones y coronado por los atributos reales. A la izquierda caminan un caballero y una dama con trajes de época. Las viñetas se inspiran en las vistas de ''Civitates Orbis Terrarum'' de Georg Braun y Franz Hogenberg. Se publicó como mapa exento y los datos geográficos se inspiran en el de fray Vincenzo Paletino de Curzola.
Felipe V quería tener un mapa topográfico de España basado en una red geodésica como el mapa general de Francia, encomendado por su abuelo Luis XIV a los cartógrafos Jacques Cassini y su hijo César François. Los Cassini midieron cadenas de triángulos a lo largo de los meridianos y paralelos, cuyos vértices formarían el esqueleto del levantamiento topográfico. En 1747, César François comenzó el dibujo del mapa a escala 1:86.400, que fue terminado por su hijo Jacques Dominique en 1789.
[[Archivo:Espana Exposicion-de-las-Operaciones-Geometricas 1739-1743 imagen 16815 spa.jpg|left|thumb|300px|''Carlos Martínez y Claudio de la Vega, de la Compañía de Jesús'', Exposición de las Operaciones Geométricas hechas por Orden del Rey N. S. Phelipe V en todas las Audiencias Reales situadas entre los Límites de Francia y de Portugal para acertar a formar un mapa exacto y circunstanciado de toda la España, ''1739-1743, Biblioteca Nacional de España, MR/33-41/224'']]
Para cumplir los deseos del monarca, el marqués de la Ensenada, encargó a los padres jesuitas Carlos Martínez y Claudio de la Vega, profesores del Colegio Imperial de Madrid, el levantamiento de un [[:Archivo:Espana Exposicion-de-las-Operaciones-Geometricas 1739-1743 imagen 16815 spa.jpg|mapa general de España]], detallado y exacto, a partir de un conjunto de operaciones geométricas realizadas en las Audiencias del Reino. El [[:Archivo:Espana Exposicion-de-las-Operaciones-Geometricas 1739-1743 imagen 16815 spa.jpg|mapa]] se formó entre 1739 y 1743 y está dedicado al marqués de la Ensenada. Consta de 36 hojas a escala 1:440.000. Le falta Galicia, Asturias, León, una parte de Castilla la Vieja y las islas Baleares y Canarias, que no se pudieron dibujar por la carencia de observaciones astronómicas y de buena cartografía de esas zonas. El trabajo de campo fue reducido y las observaciones astronómicas imprecisas, sin paralelos ni meridianos y con mayor uso de la cartografía regional existente. En él se indican divisiones territoriales creadas por el Decreto de Nueva Planta y los límites de reinos y provincias. Una copia del manuscrito, montado sobre tela, se guarda con los fondos de la Real Sociedad Geográfica en la Biblioteca Nacional de España. El mapa no cumplió las necesidades del Estado y quedó interrumpido.
Una vez más España se quedó sin mapa topográfico y los ilustrados continuaron lamentándose de esa carencia. Así, en 1757, fray Martín Sarmiento reclamaba un mapa «de gran magnitud que se hiciese, se abriese y se estampase en España» por españoles, con los lugares situados según las medidas geográficas de longitud y latitud para señalar en él un sistema de caminos reales dirigidos desde Madrid, que se le había encomendado, porque los que se compraban a los extranjeros tenían «mil errores». A los mapas de Nicolás de Fer sucedieron los de otros cartógrafos franceses durante el reinado de Fernando VI.
[[Archivo:Espana Los-Reynos-de-Espana-y-Portugal 1757 imagen 16816 spa.jpg|right|thumb|300px|''Pedro Gendrón'', Los Reynos de España y Portugal. ''Madrid, 1757. Real Academia de la Historia, C-011-002-01'']]
Así, el de los [[:Archivo:Espana Los-Reynos-de-Espana-y-Portugal 1757 imagen 16816 spa.jpg|reinos de España y Portugal de Pedro Gendron (1757)]], inspirado en el de Robert Vaugondy, al que acompaña un cuadro de texto con una síntesis geográfica y un listado de su organización administrativa.
Al regresar a Madrid en 1760, Tomás López asumió, en su estudio particular, la formación de los mapas de los reinos y provincias de España. Quería hacer un «Atlas Universal de todo el Mundo», después de completar el de las provincias de España. Su método de trabajo denominado de ''gabinete,'' como el de su maestro D’Anville, permitía hacer muchos mapas sin moverse del estudio. Necesitaba consultar buenas fuentes geográficas y cartográficas. En este sentido, Tomás López fue un privilegiado porque la protección de los reyes y ministros le abrieron las puertas de los mejores archivos oficiales y particulares. En los primeros mapas firmaba como «pensionista de Su Majestad en la Corte de París». Desde 1770 lo hizo con el título de «geógrafo de los dominios de Su Majestad», lo que le permitió hacer mapas de los reinos y provincias de España, de territorios hispánicos del Nuevo Mundo y de asuntos históricos y bélicos de actualidad. Para obtener información geográfica e histórica de primera mano, recurrió a un método muy difundido por los ilustrados: la carta circular y el interrogatorio, del que también se sirvieron las instituciones y organismos oficiales. Así lo habían hecho el ministro Ensenada para obtener las ''Respuestas de Única Contribución'' y la Real Academia de la Historia para hacer un ''Diccionario geográfico-histórico de España.'' Su origen se remonta a las conocidas ''Relaciones de los pueblos de España mandadas hacer por Felipe II.'' A ellas tuvo acceso Tomás López.
[[Archivo:Espana Mapa-general-de-Espana 1770 imagen 16817 spa.jpg|left|thumb|300px|''Tomás López'', Mapa general de España. ''1770. Real Academia de la Historia, C-011-001-01'']]
Dos años después de su muerte, en 1804, sus hijos reunieron los mapas y publicaron el ''Atlas Geográfico de España, que comprende el mapa general del Reino y los particulares de sus provincias.'' López fue el primer cartógrafo español que hizo los mapas de los reinos y provincias de España y de los dominios en América para formar el primer atlas completo de España. No eran los mapas científicos con principios geodésicos, levantamientos topográficos y mediciones sobre el terreno, que venían reclamando los ilustrados y los oficiales de la armada. El general de España y los de reinos y provincias tenían muchos errores en el emplazamiento de pueblos y accidentes geográficos, debido a la falta de mediciones astronómicas. Por eso, en 1783, bajo la iniciativa del conde de Floridablanca, Carlos III encomendó a Vicente Tofiño de San Miguel, director de la Escuela de Guardiamarinas de Cádiz, el levantamiento de la ''Carta esférica de las costas de España''.
Durante la guerra de la Independencia trabajaron en España cartógrafos militares ingleses y franceses. Con los datos recopilados y los obtenidos mediante itinerarios, reconocimientos y levantamientos sobre el terreno, mejoró la precisión y el contenido de los mapas de España que se publicaron en ambos países. Un buen ejemplo es el ''Mapa Civil y Militar de España y Portugal'' (Paris, 1840), a escala 1:750.000, de A. Donnet.
{{stack|[[Archivo:Espana Espana-y-Portugal--Bosquejo-general-geologico 1863 imagen 16819 spa.jpg|right|thumb|300px|''Amalio Maestre'', España y Portugal: Bosquejo general geológico, ''formado con los documentos existentes hasta fin de 1863. Escala 1:2.000.000. 1864, Instituto Geográfico Nacional, 20-K-3'']][[Archivo:San-Lorenzo-de-El-Escorial Hoja-kilometrica-6--I 1860-1870 imagen 16820 spa.jpg|right|thumb|300px|''Junta General de Estadística'', Hoja kilométrica 6-I ''(término de San Lorenzo del Escorial). Escala 1:2.000. 1860-1870, Instituto Geográfico Nacional, 288615'']][[Archivo:Cartagena Planimetria-zona-2,-hoja-6 1901 imagen 16821 spa.jpg|right|thumb|300px|''Instituto Geográfico y Estadístico, Planimetría zona 2ª, hoja 6ª (término municipal de Cartagena). Escala 1:25.000. 1901, Instituto Geográfico Nacional, 300073'']]}}
Tras las Cortes de Cádiz de 1812 y la paulatina ruptura con el Antiguo Régimen, se intensificó la necesidad de elaborar un mapa de España como los ya planteados. Al interés militar y científico esgrimido por los ilustrados se añadió el hecho de que la aplicación de las políticas decimonónicas, especialmente las liberales, requerían de un conocimiento geográfico lo más exacto posible para aplicar sus reformas administrativas, evaluar los recursos naturales disponibles y llevar a cabo un reparto de las cargas fiscales de forma equitativa. Sin embargo, la inestabilidad política y la debilidad institucional que caracterizó la primera mitad del siglo XIX frustraron las diferentes iniciativas que fueron emprendidas. En este marco, cabe destacar algunas iniciativas personales relevantes: la ''Carta geométrica de Galicia'' (París, 1845), a escala 1:100.000, de Domingo Fontán, basada en una red geodésica; y el ''Atlas de España y sus posesiones de ultramar'' (1847-1870, incompleto), a escala 1:200.000, de Francisco Coello.
[[Archivo:Espana Red-Geodesica-de-1er-Orden-y-Nivelaciones-de-Precision-de-Espana 1886 imagen 16818 spa.jpg|left|thumb|300px|''Instituto Geográfico y Estadístico''. Red Geodésica de 1er. Orden y Nivelaciones de Precisión de España. ''Escala 1:1.500.000. 1886, Instituto Geográfico Nacional, 33-I-10'']]
La construcción y medida de la red geodésica española se inició en 1853 como resultado de la creación de la Dirección de la Carta Geográfica de España. En 1858 se midió la base central de la triangulación en Madridejos (Toledo), la red de primer orden se concluyó en 1915, la de segundo orden en 1927 y la de tercer orden en 1930. Cabe citar aquí, entre otros, el papel desempeñado por Carlos Ibáñez e Ibáñez de Íbero, quien llevó a cabo los enlaces de la Península con las islas Baleares y con Argelia.
}}
[[Archivo:Jaraiz-de-la-Vera Ortofoto-digital-H599--II 1995 imagen 16822 spa.jpg|right|thumb|300px|''Instituto Geográfico Nacional, Ortofoto digital H599-II (Jaraiz de la Vera). Escala 1:25.000. 1995, Instituto Geográfico Nacional, 22-J-1'']]
Durante el primer tercio de siglo el proyecto MTN avanzó con paso firme pero lento, lastrado por los pocos recursos disponibles y con la presión de elaborar el catastro. En 1906 se aprobó la Ley del Catastro, que planteó su formación en dos fases, una primera de ''avance catastral,'' que permitiría una evaluación por municipios de la riqueza territorial, y una segunda de ''catastro parcelario.'' La parte cartográfica de los trabajos le fue encomendada al Instituto Geográfico, que los estuvo realizando hasta 1971.
Por otro lado, durante este periodo se completó la red geodésica en las islas Canarias, que se enlazó con el continente africano en 1928, y en 1924 se terminó la nivelación de precisión en la Península.
[[Archivo:Antequera Antequera-(Hoja-1023-del-Mapa-Topografico-Nacional) 1970 imagen 16823 spa.jpg|left|thumb|300px|''Instituto Geográfico Nacional'', Antequera ''(Hoja 1023 del Mapa Topográfico Nacional). Escala 1:50.000. 1970, Instituto Geográfico Nacional, 510231970nnn. En esta hoja ya se utiliza como sistema de referencia el European Datum 1950 (ED50) y como proyección cartográfica la Universal Transverse Mercator (UTM)''.]]
Al comienzo de la guerra civil, el MTN impreso cubría aproximadamente la mitad del territorio. Por parte del Depósito de la Guerra, el Mapa Militar Itinerario de España a escala 1:200.000 estaba completo pero era una edición anticuada y sin altimetría. Se había emprendido su modernización en 1929 y sólo contaba con cuatro hojas impresas. El Mapa Militar de España a escala 1:100.000, empezado en 1915, no llegaba al 10% de cobertura. Con tan escasa información, ambos ejércitos hicieron un gran esfuerzo para obtener y utilizar cartografía a escala 1:50.000. En el bando republicano se actualizaron los fondos del Instituto Geográfico para la elaboración de una ''edición especial.'' En el bando nacional se contó con la ayuda de Alemania, que proporcionó copias del MTN hasta entonces publicado; con la ayuda de Italia, que desplazó una Sección Topocartográfica con capacidad para elaborar e imprimir planos; y con los fondos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Se editaron varias series. La más completa fue la denominada ''Mapa Nacional'', que cubría las zonas de mayor interés militar.
Durante la segunda guerra mundial, España fue considerada como un posible escenario de operaciones militares. Alemanes, británicos y americanos elaboraron, preventivamente, cartografía de detalle del territorio español reutilizando el corte del MTN y apoyándose en las hojas publicadas que habían recopilado. Tras la guerra, el ''Army Map Service'' americano desarrolló la proyección UTM como cuadrícula militar uniforme para todo el mundo y tomó la decisión de acometer la tarea de recopilar y armonizar la información topográfica de su zona de influencia en Europa Occidental. Entre 1948 y 1950 se compensó en un solo bloque la red geodésica fundamental española. La Fuerza Aérea americana llevó a cabo los primeros vuelos fotogramétricos completos de España en 1945-1946 (Serie A), en 1956-1957 (Serie B) y en 1970-1971 (Serie C). Entre 1950 y 1980 el organismo americano imprimió más de 1.000 hojas de la serie M781.
[[Archivo:Espana Peninsula-Iberica,-Baleares-y-Canarias 2013 imagen 16824 spa.jpg|left|thumb|300px|''Instituto Geográfico Nacional'', Península Ibérica, Baleares y Canarias. ''Escala 1:1.250.000. 2013, Instituto Geográfico Nacional, 11-H-13'']]
La colaboración entre Servicio Geográfico del Ejército y el Instituto Geográfico quedó suspendida en 1966 y la última hoja de la primera edición del MTN se publicó en 1968. En esos momentos, la institución militar había terminado el Mapa Militar Itinerario con altimetría a escala 1:200.000, el Mapa de Mando a escala 1:100.000 y había formado 1.750 hojas del Plano Director a escala 1:25.000 siguiendo el Reglamento de Cartografía Militar de 1933. En 1968 reorganizó su producción, que pasó a estar formada por seis series, escalonadas entre la escala 1:800.000 (Serie 8C) y la 1:25.000 (Serie 5V). La serie L, que corresponde a la escala 1:50.000, constó de 1.081 hojas impresas entre 1967 y 1986.
{{ANEAutoria|Autores=Joan Capdevilla Subirana}}
 
{{ANEBibliografia}}
{{ANESubirArriba}}
294
ediciones

Menú de navegación